Defensa de la selección de razas de animales de compañía (una especial mención para los perros)

10 04 2016

Dedicado a la memoria de Wendy, de Pepa, de Moro y de todos los animales que han pasado por nuestras vidas

Selección natural vs Selección artificial

Charles Darwin (3) comparó e inició sus famosos estudios sobre la selección natural de los seres vivos con la selección artificial desarrollada sobre muchos de ellos por el ser humano; no solo hablamos de animales, de palomas -con ellas trata Darwin bastante-, caballos, gallinas, cerdos o perros, también de guisantes, garbanzos, olivos, tomates o peras. La creación de razas de seres vivos es algo que forma parte de la historia evolutiva de las personas, de nuestras culturas; sin ella no podríamos estar donde estamos en la actualidad. Se inició con la transformación del hombre de un ser cazador-recolector en un hombre agrícola-ganadero, e incluso antes. Hablamos de miles de años de evolución.

Riqueza cultural

Las razas y variedades de plantas y animales creadas por el hombre[1] son un importante acervo cultural de la humanidad; una faceta más de la cultura desarrollada por las sociedades humanas, entendida como el desarrollo de un conocimiento transmitido de generación en generación y guardado con celo como un tesoro.

FB_IMG_1446314584618 pp

Crema, una mastina-mestiza adoptada que vive en el campo

El caso de los mastines ibéricos

Un ejemplo: desde antiguo, el ser humano ha seleccionado a los perros más fuertes, resistentes y valientes, pero también más tranquilos y leales para conseguir animales que les defendieran, a su ganado y a ellos mismos, de los depredadores naturales -del lobo sobre todo-. Un perro se veía especialmente fuerte y valiente en una camada y se reservaba para criar con él y mezclarlo con una perra de parecidas características. En la Península Ibérica se llegó a base de esta forma de seleccionar los animales, buscando estas características, mediante esta selección artificial dirigida a conseguir estos deseados rasgos físicos y comportamentales, hasta el mastín español (4) o, en la zona del noreste, al montaña pirineos (5); había seguramente diferencias importantes que distanció estas dos razas, que hizo que la selección tomara dos vías divergentes, quizás el clima mucho más duro en las elevaciones pirenaicas, o quizás la distinta concentración de oxígeno en la atmósfera, o quizás la resistencia en las grandes pendientes montañosas, o quizás la separación de las poblaciones humanas que hizo que se seleccionaran estos perros por separado; es difícil saberlo.

gato

Razas artificiales y naturales

Todas las razas han llegado a ser lo que son por alguna u otra razón que en nuestros tiempos y en muchos casos nos resulta muy difícil imaginar o conocer. ¿Cómo averiguarlo? Pues es desde luego apasionante saber como un carlino ha llegado a ser así, o un pomerania, o un crestado chino o un chihuahua; ¿por qué se han seleccionado tradicionalmente esos rasgos que les han llevado a ser así? ¿qué se buscaba? En algunos casos, como el del mastín español o los de los perros de caza, es evidente. En otros hemos perdido la orientación de qué características se seleccionaban y sobre todo para qué propósito, y en otros sin embargo, continúa haciéndose la selección, conociendo perfectamente qué es lo que buscamos, sin existir una raza reconocida oficialmente, como puede ser el caso del “perro de carea ibérico o castellano”[2] quizás una “raza”, pero no catalogada como tal.

Riqueza genética no metafórica

Una raza creada por el hombre es también acervo biológico, acervo genético, nuevo y diverso ADN. Últimamente todo el mundo habla de él, del ADN, de nuestra información genética como si se tratara de una seña de identidad o de un rasgo de nobleza y lo valora, recordemos esa expresión repetida hasta la saciedad en un reciente partido político español: “eso está en el ADN de nuestro partido” Pues si tanto se valora, entonces que se valoren todos los ADN existentes, no solo ese metafórico de los partidos; en este caso debería valorarse el de estos “a-de-enes” reales, creados y seleccionados con la evolución del hombre.

20160410_133324 pp

Nieve, una flat-coited retriever “no pura” adoptada, entre las orquídeas

Evolucionando conjuntamente

Esta forma de evolución podría denominarse co-evolución; un término muy utilizado y analizado científicamente en los últimos tiempos. La co-evolución trata sobre el estudio de especies que evolucionan conjuntamente. Por ejemplo, un huesped y sus parásitos. Algo parecido sucede con nuestras especies. El ser humano saca partido de los perros, pero los perros también lo hacen de las personas (la población canina mundial debe de ser la más elevada de la del resto de cánidos…. eso no es sino un absoluto éxito evolutivo). En este caso no se definiría como parasitismo, pero sí como mutualismo (1).

No hay evolución con esterilización

En este sentido, los animales, los perros en este caso, necesitan reproducirse para evolucionar, así pues, ¿si esterilizamos a los perros les hacemos un bien? Estamos contraviniendo su biología, su naturaleza más profunda. Aparte de crear seres con problemas fisiológicos y de comportamiento.

¿La esterilización es éticamente aceptable?

Veamos un ejemplo; un macho de perro castrado (dejémonos de eufemismos), es un animal sin el carácter propio que como macho debe tener. Más tranquilo, sí, pero ¿es eso ético? Los machos tienen carácter. Quien no quiera un animal con carácter, que no lo tenga. Los machos humanos también seríamos más tranquilos si nos castraran, pero sería inaudito que lo hiciéramos. Un macho debe tener su carácter, es algo propio de nuestra naturaleza. ¿Tenemos que renunciar a ello porque la naturaleza nos haya obligado a tener hormonas masculinas? ¿o femeninas? Cortémosles las patas pues, porque corren mucho y quizás a alguien le moleste…

 

La castración realmente perjudica a perros y gatos, solo beneficia a dueños cómodos

La falta de sus hormonas les producen desequilibrios fisiológicos (no hay más que ver a muchos machos castrados, con una obesidad enfermiza). Son animales cada vez más artificiales… ¿se le quiere más a un animal castrándolo? ¿se le respeta más privándole de su potencialidad como ser vivo? ¿Privándoles realmente de su naturaleza plena?

FB_IMG_1460549710533 pp

Ada, una gata mestiza adoptada y preñada

¿Un animal como una persona?

Todos los problemas con las razas animales vienen en los últimos tiempos por las equivocaciones de mucha gente con respecto a las mascotas que llegan a extremos de considerar a los animales de compañía como si de seres humanos se trataran; hay mucha gente que los toma como a hijos y se llegan a ver personas dándoles chupetes de bebés a cachorros. Este era un ejemplo extremo, escaso, pero, sin embargo, no es nada extraño ver pasear a muchas mascotas con abrigos o jerseys… algo caricaturesco hasta hace unas décadas, propio de millonarios aburridos y ridículos pero actualmente  bastante extendido en nuestra sociedad; algo que no necesitan en la naturaleza animales idénticos a los nuestros.

Razonamientos equivocados desde la base

Cualquier pensamiento que parte desde un punto de partida descabellado nos llevará a que las conclusiones sean descabelladas. Conozco muy de cerca a quien le han llegado a negar desde una asociación “pro-animales” la adopción de un cachorro de mastín (mestizo, pero con mucho de mastín) porque quería tenerlo en una finca y no en un piso; así, como suena, como si fuera malo para un mastín tenerlo en el campo, una raza evolucionó y se seleccionó durante cientos de años. Además le obligaban a castrarlo, como si fuera algo deseable para el animal. Basándose en criterios pseudo-éticos.

Adopción/compraventa

Desde ese punto de vista bajo una unos fundamentos morales tan cuestionables, ¿qué pensar sobre que se compre a un animal? Dicen los animalistas que si quieres un animal que lo mejor es adoptar, aunque sea un animal mestizo. Casi criminalizan la compraventa de animales o la cría con fines comerciales.  ¿Por qué? ¿Porque se les maltrata? Pero esa comercialización no tiene por qué suponer maltrato; es obvio que no debe permitirse el maltrato. Como no debe permitirse tampoco con los animales de granja.

¿Tener crías con un animal de compañía y comerciar con ellas es poco ético?

Es perfectamente aceptable éticamente . ¿Acaso criar no es parte de la naturaleza de los animales? Lo que es inmoral y antinatural es castrarlos -a no ser que se haga por una necesidad sanitaria-. Todo reside en cómo estén cuidados; si los maltratas, si están hacinados, mal alimentados y con falta de higiene, es evidente que es inmoral.

20160411_191239 pp

Jane, un perro de agua español de pura raza, adquirida recientemente

¿Y si crían todos los años es inmoral?

Solo una cosa al respecto; piensen en un caso hipotético en que pudieran tener libertad y que ellos decidieran por sí mismos, un macho y una hembra, sin que ningún dueño “poco ético” les obligue a hacerlo. ¿Qué harían ellos? ¿Qué hacen los lobos? ¿Qué hacen los zorros? Pues por lo menos tendrían una camada todos los años hasta que puedan físicamente. ¿Quiénes somos nosotros para contradecir su naturaleza? Nadie habla de obligar a los animales a hacerlo, nadie habla de utilizar potros para atar a las perras, como usan algunos salvajes que no aman a los animales; pero si tienen el deseo natural y la capacidad física para criar, porque no hacerlo. ¿Por el deterioro que puedan tener? Ellos mismos pueden decidirlo, como lo haría una loba de forma natural.

Concluyendo: conservación de razas animales, claro que sí

Así pues, ¿hay que conservar las razas de animales de compañía, o no hay que hacerlo? Desde luego que sí, y se pueden hacer las dos cosas al mismo tiempo: querer a un animal y respetarlo y cuidarlo bien aunque hayas pagado por él. Por otra parte, muchos criadores/as, antes o simultáneamente han tenido y tienen animales mestizos adoptados; no es algo excluyente. No es bueno generalizar, la inmensa mayoría de criadores no tienen fábricas de criar mascotas de raza. Que haya algunos casos de delincuentes que no respetan a los animales no debe servir para criminalizar a la gente respetuosa, que seguro que son mayoría. Ya está bien de dar lecciones, especialmente cuando no se está capacitado para hacerlo.

 

Fuentes bibliográficas

– (1) Boucher, D. H. (editor) (1985) The Biology of Mutualism : Ecology and Evolution London : Croom Helm 388 p.

– (2) Coppinger, R. y Coppinger, L. Perros, una nueva interpretación sobre su origen, comportamiento y evolución, 2001. Ateles Editores, 2004.

– (3) Darwin, Charles. El Origen de las Especies, 1859. Alianza Editorial, 2003.

– (4) Mastín español en wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Mast%C3%ADn_espa%C3%B1ol

– (5) Montaña Pirineos en wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Perro_de_monta%C3%B1a_de_los_Pirineos

[1] También las hay que han sido creadas de forma natural -en este caso se llaman subespecies-, raza y variedad son términos menos aceptados y utilizados científicamente-.

[2] http://www.perrocareacastellano.com/el-carea/origenes/

 

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: