“Carlos Rey Emperador” vs “Isabel”

15 09 2015

Me ha sorprendido gratamente esta nueva serie histórica de TVE, esta “secuela” de la famosa “Isabel”. Tanto que me he decidido a escribir una modesta crítica, para animar a verla a los que estuvieran en mi situación de desconfianza.
A mí no me gustó Isabel en líneas generales, no la aguantaba, me cargaba, me cansaba, hasta desconfiaba de que realmente no fuera un panfleto, o propaganda de los “gloriosos tiempos pasados” añorados por las rancias derechas que dirigen la televisión pública. De eso estaba y estoy convencido. Sin embargo reconozco el valor de aquella teleserie; localizaciones, vestuarios, escenografía, fotografía, iluminación, banda sonora,… profesionalidad, sin duda alguna. Pero aún así no me gustaba, no me apetecía verla; ¿por qué? Pues porque le faltaba lo que si tiene “Carlos Rey Emperador”

16895272899_4564112f09_k
Sólo he visto un capítulo de “Carlos” pero con ese primero, he quedado bastante complacido; me ha resultado creíble; me he metido en la historia y hasta me ha dado rabia que se acabara el capítulo. No me he dormido… y no lo digo como metáfora. Con Isabel, literalmente acababa dormido. Para mí, es un buen indicador de la calidad de una película o una teleserie. Si te mantiene despierto, es que es buena.
Los actores son mucho más creíbles; o son mejores actores, o están mejor dirigidos. Las buenas actuaciones, no son algo solo de los actores; el director aprecia cuando un actor o actriz sobreactúa o no es convincente y les corrije. He visto, por ejemplo, actuaciones de Alfredo Landa perfectas, como la de El Bosque Animado y otras del mismo actor malísimas (que he olvidado porque la película no dejó grabada en mí ningún tipo de recuerdo perdurable)… eso no era un problema del actor, sino del director, que no descubría esos defectos y los corregía.
En “Carlos”, en el primer capítulo hubo varias actuaciones espectaculares; por ejemplo, Eusebio Poncela, Laia Marull o Eric Balbàs. Las demás bastante buenas también, prácticamente ninguna sobró. La Juana la Loca de Isabel era buena, pero la de Carlos, me ha gustado más. Laia está soberbia.
La puesta en escena no es agobiante, en algunos momentos fue de una delicadeza suprema; algunas imágenes de Juana la Loca, parecían casi una pintura de El Greco o de Velázquez, y eso que la iluminación de “Carlos”, me parece peor que la de “Isabel”, luces más duras, no tan cálidas y suaves. En relación a decorados, animales, localizaciones, etc, Carlos está en línea con Isabel; se diría que son todos los mismos. Una simple continuación, aunque eso sí, de gran calidad.
Pero es el guión y en la actuación donde se aprecian más diferencias, en los diálogos, en el relato… en aquella serie acababas extenuado de tantas voces y exageraciones, acababas imitando las ridículas peroratas (¡os apetece acompañarme al aposentooo!!!, ¡postraos ante míiii!!!… que cansancio), qué entonaciones tan escasamente convincentes. Había tal lío además en la historia que costaba seguirla, si no fuera por que es bastante conocida. En ésta no sucede lo mismo. Las locuciones son más sosegadas y soportables, hasta los pasos de los personajes, por los castillos y claustros, no tan tremendos, no tan cansinos. Pasillo arriba, pasillo abajo, puerta que se abre, puerta que se cierra… lo de “Carlos” es algo mucho más normal y por ello, realista. Pasan desapercibidos todo ese tipo de trucos que nos hacen creernos el paisaje, pero no nos choca.
En fin, es el primer capítulo, esperemos que no se malogre su majestad imperial.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: