Incidencia del Cáncer en Extremadura

3 03 2015

Hace sólo unos meses ha sido publicado un artículo científico realizado por un equipo dirigido por el investigador Gonzálo López-Albente en el que se detalla la progresión de los seis tipos de cáncer con mayor mortalidad en España, tanto temporal como espacialmente, a lo largo de la geografía nacional. Estos tipos han sido de pulmón, estómago, colorrectal, mama, próstata y vejiga. La mortalidad provocada por estos tumores ha sido analizada durante cuatro quinquenios, según sexos y a lo largo de más de ocho mil municipios españoles. Esto ha permitido hacer un mapa con los patrones de distribución geográfica de las zonas con mayor o menor mortalidad en España. Algunas se han mantenido estables tanto geográficamente como temporalmente, con ligeras variaciones al alza o a la baja. Entre ellos el cáncer de pulmón, el de estómago y el colorrectal. Los restantes tipos no han tenido un patrón estadísticamente fiable como los anteriores, aunque sí se puede deducir un cambio con cierta fiabilidad para los tumores de mama, colorrectal y de estómago para las mujeres. El cáncer es la primera causa de muerte en España; el de pulmón en hombres y el de mama en mujeres.

Pero lo realmente más preocupante en lo que nos concierne en Extremadura es, que nuestra comunidad autónoma es una de las más destacadas para determinados tipos de cáncer, por ejemplo; el cáncer de pulmón, tratándose de una de las zonas con mayor mortalidad de España. Algo similar sucede con el cáncer de estómago. Aunque los valores no son tan extremos como en el caso anterior, son también muy preocupantes.

Realmente, ninguno de los tipos destaca en Extremadura por sus buenos valores; por ejemplo, los cánceres de mama y próstata tienen los peores valores en nuestra región en el último quinquenio. Los valores para el cáncer colorrectal parecen buenos, pero vemos en el tercer quinquenio que hay una incidencia puntual elevada en el área de los municipios Badajoz-Olivenza sobre todo, y si se tiene en cuenta que Badajoz es de los enclaves más poblados de la región, no es un dato menor, desde luego.

Se analiza en el estudio la mortalidad, no la incidencia, y aquella puede estar producida por factores como una escasez de medios para combatir estas enfermedades. Por ejemplo, una menor especialización de los sanitarios, una menor equipación de los centros, una menor prevención en la población… ¿se está trabajando en estos campos?

Las causas de la incidencia (no de la mortalidad) del cáncer pueden ser genéticas y/o ambientales, y por ahí han de buscarse también las posibles soluciones o mejoras a estas terribles estadísticas. Dichas causas suelen estar normalmente bien reflejadas en los certificados de defunción, por lo que los estudios estadísticos suelen ser bastante fiables; pero estas estadísticas pueden realizarse también fácilmente con los datos de ingresos en hospitales, tanto, que suponemos que ya se llevarán a cabo (incluso para otras enfermedades) y, si no es así, deben realizarse, pues dichos estudios pueden redundar en un gran beneficio para la salud pública.

El Instituto Carlos III ofrece unos datos relativamente completos en el servidor de mapas de su centro de epidemiología. Sin embargo, con toda seguridad los registros que se podrían obtener en nuestros hospitales podrían ser de gran ayuda a la hora de analizar no solo el cáncer si no cualquier otra enfermedad, con que solo se registren de forma ordenada y habitual, procedencia de los enfermos, edad, sexo, etc… Con un pequeño equipo experto en estadística y epidemiología pueden ser controlados con suma facilidad dichos datos para nuestra región, sobre todo para tratar de averiguar causas geográficas y ambientales, a fin de combatirlas o prevenirlas.

tabaco-cancer

Si se conocen las áreas de mayor riesgo se pueden planificar actuaciones para la mejora de dichas incidencias. Porque por ejemplo, ¿porqué existe una mayor mortalidad de cáncer de pulmón en Extremadura que en la mayor parte de España? ¿Se fuma más en Extremadura? ¿Se proponen otras razones? Si es por el tabaco, habrá que dedicar más presupuesto para las campañas de prevención; nuestros políticos tendrán que abordar estos problemas de salud pública. No hacerlo supone una dejación de funciones que les ha de pasar factura. Cualquier político encargado de estas áreas, no puede descansar hasta descubrir la forma de poner estas estadísticas al menos al mismo nivel que en el resto de la nación. Otra cosa es que existan razones medioambientales difíciles de combatir, como pueden ser las características geológicas del entorno (se ha propuesto que en algunos enclaves puede suceder que la existencia de uranio en el subsuelo sea culpable de los mayores valores para algunos cánceres); en ese caso, quizás haya otras posibilidades de actuación. Lo que no puede ser es quedarse a esperar que se solucionen estos datos por la inspiración divina.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: