Posibilidades para el Tren en Extremadura

24 05 2011

En Extremadura puede decirse que el tren está, si no muerto, sí agonizante. Al menos, según la opinión de la mayoría, hasta que llegue el todopoderoso AVE. Sin embargo, el AVE es un tren caro (al servicio de los que más tienen) que no permitirá una conexión fluída en el territorio más cercano; será un servicio para largas distancias, para grandes ciudades (Madrid y Lisboa principalmente, aunque las extremeñas que quedan en medio también se podrán beneficiar (al menos quien pueda costeárselo).

El atractivo natural de Extremadura desde el tren podría ser un recurso de gran interés

Pero el tren normal, bien ordenado y planificado es viable en Extremadura, sólo se trata de tener la voluntad de ponerlo en marcha.Esto es quizás lo que más falta: VOLUNTAD. Sin embargo hay algunos aspectos que hay que tener en cuenta para que sea un servicio sostenible económicamente; se mencionarán algunos de esos aspectos, aunque antes se expondrán las tres posibilidades de desarrollo que tiene el ferrocarril en Extremadura:

– La primera es la de las largas distancias, que es en la que ya se está invirtiendo con las obras, ya en marcha, del futuro tren de alta velocidad, que tarde o temprano llegarán a concluirse, y posiblemente será viable, pero por unir esas dos grandes ciudades mencionadas, no por la conexión de Madrid con Badajoz, Cáceres, Mérida y Plasencia. Esto no es menosprecio a nuestras ciudades, es la pura realidad; no hay un número de usuarios suficiente para mantener ese servicio diario de una forma sostenible.

– La segunda posibilidad es la de Cercanías: hay varias conexiones que podrían ser rentables siempre que se tuvieran en cuenta los aspectos que mencionaremos más abajo (y alguno más que se me haya pasado). Éstas son: Plasencia con Cáceres; Cáceres con Mérida; Mérida con Badajoz (esta conexión ya se usa bastante, es un ejemplo real de que puede funcionar bien); Villanueva/Don Benito con Mérida y Almendralejo con Mérida

– La tercera posibilidad para desarrollar el ferrocarril en Extremadura podría ser la creación de un Tren Turístico  que uniera por ejemplo en un fin de semana Plasencia-Cáceres-Mérida-Zafra-Llerena-Jerez de los Caballeros por ejemplo; haciendo noche en alguna de esas localidades. Estos seis núcleos urbanos tienen el suficiente valor patrimonial como para, entre ellos y con la ayuda de un vehículo del tipo del Transcantábrico o similar, convertirse en un producto turístico interesante.  Dicho producto turístico estaría complementado con locuciones (mediante conexiones individuales y en varios idiomas) describiendo los paisajes que atraviesa el tren, y con un servicio adecuado a esta oferta. Otra posibilidad podrían ser  combinaciones de viajes en tren de un día con alguna ruta senderista tipo “Vía Verde” o equivalente.

A continuación se exponen algunos de los aspectos a tener en cuenta para que el servicio de ferrocarril pudiera funcionar adecuadamente:

Vehículos con tamaños adecuados a la demanda

Pero como decíamos es imposible que un sistema (de cercanías sobre todo) funcione si no está adaptado al tamaño de sus requerimientos; entre dos ciudades de 40.000 habitantes y de 60.000 habitantes respectivamente no puede haber un servicio de cercanías con trenes para 1000 pasajeros (por poner un ejemplo; estos tamaños deberían calcularse mediante las estadísticas que sin duda debe de tener RENFE, con toda la experiencia que tiene en ese aspecto); tienen que ser trenes pequeños y sostenibles energéticamente.

Horarios adaptados a la demanda

Obviamente si el servicio se ofrece a las 12 del mediodía, poco uso tendría. Esto que parece una perogrullada, o una simpleza, es lo que sucede en la actualidad (algo parecido al menos). Así que no puede decirse que el ferrocarril no funciona en Extremadura porque no hay negocio suficiente; es porque no está adaptado a los momentos y a los tamaños que se necesitan. Nuevamente esta información la deben de conocer de sobra en las grandes empresas del sector, no lo voy a descubrir yo aquí, pero es obvio que si el servicio de cercanías no está adaptado  a este horario, como no lo está en la actualidad (excepto el de Badajoz-Mérida que es utilizado por bastantes usuarios) de entrada y salida de trabajadores -funcionarios, por ejemplo- y con una combinación con autobuses urbanos u otra posibilidad de acercamiento a los centros de las ciudades.

Promoción y sensibilización de las administraciones

Nuevamente volvemos aquí a la voluntad de hacer que este servicio público funcione correctamente; las administraciones públicas tienen en sus manos elementos de promoción muy poderosos como es la televisión o la radio pública por ejemplo, que harían que llegara a los posibles usuarios la posibilidad de utilizar estos nuevos servicios con gran facilidad; promocionando la comodidad, el ahorro para el bolsillo de cada cual, la seguridad frente a las peligrosas carreteras, la tranquilidad, etc. facetas en las que el tren supera al vehículo particular. No vale, crear el servicio y dejarlo ahí, a ver si a la gente le da por utilizarlo; hay que animar a que se utilice, sería un complemento más de este plan de desarrollo.

Vehículos sostenibles

El ferrocarril tiene la posibilidad de utilizar vehículos muy sostenibles ambientalmente (eléctricos); esto es una ventaja grande para el sector público, tanto por el ahorro energético como por el beneficio para el medioambiente por la menor emisión de conmtaminantes. Esto debe de tenerse en cuenta en el “haber” de este servicio; quizás para empezar sea algo más caro que no disponer de ello, pero a la larga es evidente que el beneficio para la sociedad será grande.

Precios asequibles y competitivos

Si la administración quiere que este servicio funcione tiene que regular los precios del sector, aunque permita que existan empresas privadas concesionarias, y establecer unos máximos, porque obviamente, si son muy elevados, esto contribuirá a que no sea demasiado utilizado. Además, como mencionábamos anteriormente, se debe de utilizar esta ventaja económica en la promoción del servicio.

Anuncios

Acciones

Information

One response

24 01 2012
isabel

Hola, Arturo,
no sé si me uní a la propuesta con anteriorirdad, pero sino, lo hago ahora.
todo me parece perfecto, pero me gustaría añadir algo más al respecto.
No es tan importante tener el AVE, como sí que terminen las líneas, que nos permitirán trenes no tan caros (los famoso TRD) y más rápidos. Porque necesitamos otras conexiones rápidas y baratas, para unirnos con Madrid y unir Sevilla con Valladolid, que nos permita salir hacia el este, norte y sur, y que nos acercaría a otras comunidades, porque las comunicaciones son importantes.
Creo que ambas cosas son ostenibles y exigibles. Yo creo que debemos romper las lanzas del aisalmiento.
Graicas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: