Recortar sobre todo a los políticos

19 05 2010

Los funcionarios generalmente se consideran afortunados en los tiempos que corren por tener un trabajo fijo. Pero conste que han aprobado unas oposiciones y se han preparado algunas más; o sea normalmente nadie les ha regalado nada (por regla general). La mayoría han estudiado primaria, y/o secundaria, bachillerato o una carrera media o superior, además de ingles, y otras decenas de cursos para completar sus currícula. Lo habitual, es que cueste mucho trabajo superar una oposición. Pero es algo que está al alcance de todos y cualquiera puede intentarlo.

Dicho esto, también hay que resaltar que muchos funcionarios están de acuerdo con que se les recorten los ingresos en tiempos de crisis; son solidarios con la sociedad, y muchos creen (creemos) que se pueden apretar un poco.

Cualquiera politico

Pero es muy injusto que solo sean los funcionarios y laborales de a pie de la administración publica los que se ajusten; hay mucho más donde recortar. Empezando por la gran cantidad de cargos electos y no electos de los partidos políticos. Miles, si no millones en España. Alcaldes, concejales, senadores, diputados nacionales, diputados autonómicos, diputados provinciales, directores generales, secretarios de estado, asesores… ¿para qué seguir? De sobras es conocido que en cualquier pueblecito de nuestra geografía hay cargos liberados a cual con menor preparación (hay también casos honrosos en que no es así, pero seguro que no llegan ni al 5 %). ¿Por qué no se regula esto? ¿Por qué no se establecen niveles de salarios dietas, etc.? Es muy sencillo; para localidades de hasta mil habitantes; sueldo máximo de una determinada cuantía. Localidades de hasta cinco mil habitantes; sueldo de otra cantidad,… así hasta llegar a ciudades como Madrid o Barcelona, con el máximo de sueldo y dietas  para sus ediles, aunque desde luego no la inmoralidad que cobran. ¿Cargos liberados?; pues como mucho uno, o dos o tres, dependiendo del tamaño o de la dificultad del municipio (la dificultad puede medirse por su extensión, por la cantidad de pedanías, por su tamaño de población). No es muy difícil, lo que no parece haber es ganas de regularlo, así cada cual hace lo que le da la gana y coloca a quien quiere. Muchos de ellos, gente que previamente tenían un trabajito y de golpe se colocan un sueldo de medio millón (de pesetas) al mes, que no lo verían en su vida si no es a base de medrar, de peloteo, de subir en el partido hasta alcanzar la cumbre y conseguir salir elegido en las elecciones. Los casos son a cual mas bochornoso: concejales de cultura que no han acabado la EGB, ministros (¡ministros!) sin estudios universitarios o alcaldes (ex-obreros) que no dudan en decir en publico que con Franco íbamos de maravilla. Pero bueno, a estos últimos al menos se les vota; su puesto es legítimo, aunque ello no debe dar carta blanca para ponerse con toda la cara del mundo un sueldo vergonzoso. Si miramos hacia las alturas, para que hablar de los famosos asesores… ¿Por qué no se regula esta profesión? Pobrecillos, ¿no tienen entidad para ser regulados? Es que si se regulara se descubriría la morralla que pulula alrededor de los cargos públicos.

En estas cuestiones los partidos se ponen de acuerdo entre sí, sean del signo que sean; aquí no caben ideologías. Tú me arropas, yo te arropo, nosotros nos arropamos. Mientras el derroche de las administraciones es imparable. Y la culpa para los funcionarios.

Tantas administraciones

En España hay cinco administraciones: Estado, Autonomías, Diputaciones, Mancomunidades y Ayuntamientos. Sí, ya sabemos que las tres últimas se llaman administración local, pero no es normal que existan estos tres escalones locales, cuando en otros países hay sólo uno. No son una sola administración realmente; no hay posibilidad (o sí si tienes enchufe) de pasar de la diputación a un ayuntamiento (o viceversa) si apruebas una oposición en un sitio o en otro.

Hay que tener en cuenta que hay además una administración superior más, la de la Unión Europea, y otra camuflada como asociación a nivel comarcal que serian los Centros de Desarrollo Rural (Ceders), que hacen un trabajo administrativo publico con fondos casi exclusivamente públicos. No es descabellado pensar que estos siete niveles casi podrían reducirse a tres; Estado, Autonomías (uniéndose aquí autonomías, diputaciones, mancomunidades y ceders) y Ayuntamientos. Las autonomías adquirirían una función importante como apoyo de los municipios y las administraciones de los ayuntamientos podrían también adquirir una mayor importancia de la que ahora tienen (nos referimos a los pequeños porque los grandes están bien preparados). Realmente los trabajadores públicos quedarían más o menos como están, pasando a estar adscritos a otras administraciones en algunos casos. Quienes perderían serian los políticos. Ese es el problema; esto es lo que les para para cambiar la mastodóntica administración publica; ¿para que necesitamos tantos diputados, tantos carguitos, con sus dietas, sus viajes, sus comidas, sus vehículos oficiales….? Entre ellos se apoyan, no lo van a cambiar porque no les interesa quedarse sin ese nicho ecológico.

La consolidación de los ingresos de por vida

¿Por qué lo de la consolidación de los complementos económicos de los puestos que son nombrados por libre designación en niveles equivalentes a los del puesto que desarrollaron a dedo? ¿Por qué una persona que haya trabajado dos años como director general ya tiene consolidado un mínimo de nivel 30 (un sueldazo que ya querrían muchos) para toda la vida? ¿Por qué puede tener un político-funcionario (un hibrido,  que también los hay: un infiltrado) la facilidad de tener ese sueldazo para toda la vida por haber servido como director general al menos dos años? Incluso existe la opción de crearles un puesto a su medida una vez que cesan. Como jefes de servicio como mínimo (inventados estos servicios en la mayoría de las ocasiones para colocar a estos defenestrados). ¿No se puede recortar aquí señor Zapatero? Esto no es que sea derroche; esto es un autentico robo o mangoneo. Esto si que es una pasta que se va con toda la cara del mundo. Así se entienden las reverencias y los peloteos para conseguir ser el objetivo del dedo benefactor del presidente. Un funcionario no avanza en su escala o en otras por trabajo; solo si es tocado por la mano de Dios. Pero claro, son ellos y ellos; ¿como van a querer cambiar el sistema?

Otras vergonzosas consolidaciones

Hay otros que consolidan sus puestos de forma más oscura y camuflada. Se trata de los ex-alcaldes, ex-concejales, ex-consejeros (los que no eran previamente funcionarios). No hay ninguno que vuelva a su anterior trabajo, cuando deja de ser alcalde. Claro, ¿como va a volver un alcalde de obrero a una fabrica, o a ser cartero después de estar acostumbrado a ser el mandamás y a estar rodeado de gente sonriente y haciéndoles reverencias? Sus amiguetes que fueron colocados por ellos en algún cargo ahora son los que se encargan de devolver el favor y re-colocarlo en otro cargo… Claro muchos muchos de estos puestos son absolutamente inventados; inexistentes con carácter previo a la necesidad de colocar a su amiguete al que le deben el favor y no pueden rebajarse a ser de nuevo obreros (conste que es muy honroso ser un obrero; a los que no se lo debe de parecer es a esta caterva de semi-jubilados que se resisten a serlo y a volver al tajo).

Lo de los políticos no solo se reduce a los sueldos, complementos, etc. Hay que hablar de las cenas, los viajes, los vehículos, etc. No pagan nunca; ni siquiera cuando son “comidas de empresa”, que las pagan todos y cada uno de los asistentes. Todos excepto ellos; ¿o alguien a visto pagar alguna vez a un consejero, a un director o a un presidente? Nunca utilizan sus vehículos, por supuesto (no nos referimos a asuntos oficiales), y no se andan con tonterías a la hora de las características de sus cochazos. Lo de los viajes y las dietas es ya para llevarse las manos a la cabeza.

Empresas publicas y otros derroches para asegurar la permanencia

¿Y las televisiones y radios públicas? ¿y los folletos y revistas?… ¿no se puede prescindir de ellas? Por poner un ejemplo, lo de la revista “Imagen de Extremadura” es absolutamente impresentable, publicitándose además como la de mayor tirada de Extremadura… ¿no lo va a ser, si es gratuita? Si dependiera de que la gente la comprara habría que ver la tirada que tendría. No es de risa, porque es un absoluto escarnio. Alguna vez alguien destapará lo que se esconde detrás de esto; quien se está forrando (seguro que perfectamente justificado documentalmente, en esto son muy listos), a quien se está beneficiando. A que empresas. No de forma delictiva pero si de una manera vergonzante. En la revista (o panfleto) siempre la misma gente (puntualmente meten algo no sospechoso para disimular), siempre tendenciosa; ¿y porqué no se distribuye principalmente fuera de Extremadura, si lo que se persigue es publicitar la imagen de Extremadura? Porque ese no es el objetivo real. No. Lo que se persigue es ensalzar los logros políticos (hacer campaña, vamos); igual que en los telediarios y otros programas de las televisiones y radios.

Externalización innecesaria de servicios

Enlazando con esto hay que hablar de la externalización de los servicios, de las contrataciones de empresas para hacer trabajos que pueden hacer los funcionarios, mientras hay trabajadores públicos con los brazos cruzados en los despachos. Lo cual además hace que la fama de los funcionarios disminuya a la misma velocidad que aumentan las consultoras pululantes como moscas alrededor de un pastel. Los que más y los que menos se han encontrado con gente de empresas sentados codo con codo, sin saber de donde han salido de pronto. ¿Se llegaran a contratar maestros de empresas privadas para dar clase en los colegios públicos mientras que los maestros funcionarios les miran como hacen su trabajo? Suena a risa, pero no es una broma; esto se hace en muchas escalas y puestos administrativos desde hace tiempo. Esto además no solo afecta a la duplicidad de trabajos y al amor propio de los funcionarios. En muchos de los casos los trabajadores de las empresas hacen trabajos ilegales; reciben documentos de los administrados que deben ser registrados oficialmente y que no lo son, entre otras cosas porque ellos no pueden registrar (aunque todo lo andarán). Se pueden, se deben hacer contrataciones de empresas pero para hacer trabajos que no pueda hacer la administración, y mucho menos para suplantar la figura que por ley le corresponde a un funcionario público.

En muchos casos los trabajos son de lo mas innecesario; consultoras que hacen estudios que después se guardan en armarios y que no lee ni usa nadie para nada. Entre otras cosas porque no valen para nada. Porque repiten y copian y pegan lo ya archiconocido. Por poner un ejemplo; el típico estudio sobre naturaleza, o sobre medioambiente que siempre incluye el listado de especies presentes en una zona con una descripción de cada especie; por lo menos 30  o  40 paginas de morralla (en todos siempre aparece este apartado que se pasa de veinte en veinte paginas). Cualquiera puede encontrar ejemplos de la paja que se le mete a estos estudios: logos, dibujitos, etc. o estadísticas identicas publicadas en los estudios de cada una de las siete administraciones para adornar estudios que no ocuparían 20 paginas ni valdrían mil euros. O paginas webs de cada proyecto, escondida en las macro Webs administrativas, para que no se vean mucho, repitiendo hasta la extenuación, cada vez con un nombre distinto, lo de siempre. No es infrecuente ver trabajos similares repetidos por la misma administración (una diputación o la junta)  incluso, el no va más, repetidos en servicios que dependen de una misma dirección general y que casi desconocían su existencia entre ambos servicios.

En fin, podríamos seguir buscando derroches y proponiendo recortes, pero esa es la función de ellos y de sus amigos infiltrados; mientras lo único que nos queda es denunciarlo y protestar. Al menos, generosamente, les hemos dado ideas de porqué la sociedad valora a la clase politica como el segundo problema mas preocupante de España.

Arturo López Gallego

Anuncios

Acciones

Information

10 responses

19 05 2010
Samuel

Estupendo tu artículo sobre los recortes

19 05 2010
Ángel

Totalmente de acuerdo, pero añadiría más, muy escuetamente:

-Apoyo los 4 ministerios, aunque las políticas sociales (Sanidad, SS y pensiones) están garantizadas por el estado de derecho, luego los dejaba en 3.
-Suspendía las autonomías (presidentes, consejeros, altos cargos…) y las gestionaría desde las Direcciones Generales existentes en los actuales Ministerios mediante relaciones con los jefes de Servicio de las consejerías.
-También me cargaba la Casa Real. Y por cierto, empezaría por volcar la agenda política en varios temas fundamentales:
-Recortar el gasto y buscar soluciones estructurales al endémico paro en este país (falta de productividad).
– Modificar la constitución, Presidente=Jefe del estado=Primer Ministro.
-Volver a centralizar (fuera autonomías, sí ya sé que aumenta el paro de altos cargos)
-Modificación del sistema político (cualquiera no puede ser cargo público, debe haber demostrado algo, se acabó el ascenso de cachorros de los partidos, tipo ZP, Soraya, Costa…)
– Elecciones Presidenciales Directas.
-Listas abiertas para las elecciones al Parlamento, que se celebrarán a dos años de las presidenciales.
-Independencia del Poder Judicial ante el Ejecutivo.
-Posibilidad de Revocar al Gobierno con un Referendum.
-Posibilidad de Revocar a los Altos Magistrados con un Referendum.
-Someter al Sistema Financiero a un Control Eficaz, sin intromisiones politicas.
-Posibilidad de Someter a los tribunales a Politicos, Financieros o altos funcionarios por un Referendum.

El otro día asistí a una exposición de un periodista ya jubilado sobre la transición en España y cierto político retirado (catedrático e intelectual local de izquierdas) aseveró con desvergüenza que no había existido transición en la magistratura, pues estaba lleno de antiguos personajes del régimen. Mi indignación al ver lo que sostienen con la que está cayendo y al comprobar en la cercanía que algunos relamente viven en un limbo (y me temo que Zapatero es uno de ello) les espeté que realmente no había existido transición guiada, que había sido improvisada y que todos los estamentos del régimen seguian tan cerrados como antes (dictador=rey; tecnocratas=políticos;militares=militares…)…. Creo que nunca más me dejarán entrar en el Ateneo…

19 05 2010
Matilde

Muy bueno el artículo y lleno de razón. (También los comentarios de Ángel). Sólo discrepo en un detalle: no es cierto que alguien que haya sido Alcalde cuando termina su mandato no vuelve a su trabajo anterior. Conozco a una maestra que tras tres o cuatro años en el cargo volvió a su trabajo… ¿Será la excepción que confirma la regla?

20 05 2010
Angel

Yo tmabién conozco alcaldes, como el de Alcalá que han vuelto a su cátedra ras dejar la alcaldía. Son excepciones que confirman la regla.

21 05 2010
Arturo López Gallego

Yo incluso conozco a dos que no estan liberados; que continuan trabajando en lo suyo (uno un maestro y otro un medico) a pesar de ser alcaldes; pero no seran ni el 5% del total. Claro que hay gente honesta y leal con su situacion en politica; pero para mi que son los menos, desde luego. Yo sobre todo me referia a los que tienen un puesto de obrero, o bajo en el escalafon administrativo y tienen que volver desde la alcaldia a ese puesto… no vuelven.

20 05 2010
jjmorenof

PROFECÍA DE NOSTRADAMUS

(tomada de “Centuria XI de las Prophéties, Michel de Nostradamus”)

De tierras con nombre de animal, vendrá quien gobierne a los iberos,
adorará a reyes negros y abrazará religiones extrañas. Llenará su
palacio de bufones y aduladores y usando su propia máscara de bufón,
traerá consigo el hambre, la pobreza y la desesperación…”

Yo no digo na’ pero, Zapatero es de León…

21 05 2010
árnica

Ja, ja: no existe la XI centuria.

21 05 2010
Nacho

Hola Arturo. Reflejas el sentir de prácticamente todos los que estamos metidos en este lío (vamos, funcionarios). Si me gustaría añadir algo a la frase que dices respecto a que puede llegar el día en el que un trabajador externo de clases mientras el profesor, funcionario, observa sin hacer nada. Esta situación ya se da en realidad, y lo hace en algunos colegios concertados (en algunos). Los conciertos educativos, como sabeis, se conceden, en principio al menos, para cubrir una necesidad, a saber, si en una localidad hace falta un centro educativo más, es más barato concertar las enseñanzas con un centro privado, que construir uno. Esto es una política cuestionable, por que hay muchos flecos, pero al menos está legislado, y se puede esgrimir su justificación. El problema viene cuando ya no hace falta impartir las enseñanzas que se concertaron (por disminución de la población, o por que se ha construido un centro público que cubre esa necesidad), entonces, lo lógico sería eliminar el concierto, pagado con fondos públicos, pero lo que la administración hace es sencillamente, nada. Multiplica la oferta mientras la demanda disminuye, multiplicando el gasto innecesario por factores que asustan. En consecuencia, el trabajo para el que al administración tiene funciónarios acreditados, es realizado por personal externo contratado. Un ejemplo típico de este sisnsentido está la ciudad donde yo vivo: 50000 habitantes, 6 centros públicos de los cuales dos no tienen prácticamente alumnos de secundaria y ¡¡¡4 centros concertados de secundaria!!!. Supongo que ejemplos de estos hay en todos lados y en todas las administraciones, por eso cuando vemos quien va a pagar el pato de la crisis, la sensación de impotencia es abrumadora. Perdonad por el mitin-rollo.

21 05 2010
Arturo López Gallego

Tienes razon, ya he pensado yo en ello despues de escribir el articulo. Pero como dices en ocasiones esta justificado por la necesidad de plazas. Un saludo y gracias por tu interes.

26 05 2010
Trabajador público apartidista

Siempre me indigna cuando veo directores generales que cobran mucho más que cualquier funcionario y no han hecho ningún tipo de oposición, en la Consejería de industria, energía y medio ambiente tenemos varios, cuyo principal mérito es hacer lo que les dicen y mantener sus insostenibles políticas que nos cuestan el dinero a todos, lo de los asesores es peor aún. Muy acertado el artículo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: